Esta pagina no es la oficial de LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS, ni pretende suplantarla. Pero si hacemos referencias a las escrituras de los ultimos dias para aclarar doctrinas, espero que los miembros y no miembros disfruten del contenido espiritual y de conocimiento verdaderos de esta pagina.
   
  VERDADES Y DOCTRINA DEL EVANGELIO DE JESUCRISTO
  NO SE DEBE RECIBIR DINERO POR PREDICAR EL EVANGELIO
 




¿NO SE DEBE RECIBIR DINERO POR PREDICAR EL EVANGELIO DE JESUCRISTO
 

Como bien se sabe a nivel mundial, es doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días que sus lideres religiosos no reciben dinero por predicar el evangelio  y dirigir la iglesia, de hecho es la única iglesia cristiana donde sus lideres (maestros, obispos, pastores, apóstoles profetas) no reciben dinero o salario por su labor eclesiástica en la iglesia, todo es voluntario.

 

De hecho es la única iglesia cristiana que mantiene este principio, debido a que si somos seguidores de Cristo ¿Por qué predicar el evangelio por dinero?. Si usted recibe dinero por hablar de Dios, esa será tu paga y ningún tesoro tendrás en los cielos aquel día cuan do se pesen las balanzas.

 

Hoy en día lo que mas ha desacreditado al cristianismo, son las personas que ingresan a las diferentes sectas cristianas con el norte de lucrarse económicamente, lo cual todo el mundo ya tiene conocimiento y es el motivo por el cual miles de personas desertan de dichas iglesias, y se preguntan ¿Dios apoya esto?.

 

¿le ha mandado Dios y su hijo Jesucristo al hombre que viva o se haga rico por medio de la religión? Por supuesto que no!!

 

Mediante este estudio veremos cual debe ser el proceder de un verdadero seguidor de Cristo, no recibiendo dinero por lo que hace en la iglesia, sino sirviendo con verdadera intención de corazón, siendo un instrumento de Dios, trabajando por su propio sostén con el sudor de su frente como Dios señalo que debía ser:

 

GENESIS 3:19.

Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelva a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

 

Nótese que afirma que con nuestro trabajo diario nos ganaremos nuestro sustento hasta morir o volver a la tierra, y no hasta que fuéramos parte de alguna religión.

 

La verdad  de cualquier profecía se puede evaluar por la exactitud de su cumplimiento, el libro de Mormón profetiza que en los últimos días se establecerían iglesias donde sus maestros solo querían poseer el dinero para hacerse rico, veamos:

 

MORMON 8: 28,32-33.

Si, sucederá en un día en que se negará el poder de Dios; y las iglesias se habrán corrompido y ensalzado en el orgullo de sus corazones; si, en un día en que los directores y maestros de las iglesias se envanecerán con el orgullo de sus corazones hasta el grado de envidiar a aquellos que pertenecen a sus iglesias.

 

Si, sucederá en un día en que se habrán establecido iglesias que dirán: Venid a mí, y por vuestro dinero seréis perdonados de vuestros pecados.

 

¡Oh pueblo inicuo, y perverso, y obstinado! ¿Por qué os habéis establecido iglesias para obtener

lucro? ¿Por qué habéis tergiversado la santa palabra de Dios, para traer la condenación  sobre vuestras almas? He aquí, examinad las revelaciones de Dios; pues, he aquí, llegará el tiempo, en aquel día, en que se cumplirán todas estas cosas.

 

La Biblia igualmente advierte lo mismo que el libro de Mormón de forma precisa, lo cual nos dice que las escrituras no se contradicen en ninguna forma.

 

2 PEDRO 2:3.

Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

 

ALMA 30:31-35.

Una historia muy interesante la encontramos en el libro de Mormón, en la que un anticristo llamado Korihor acusa a un profeta de Dios de vivir del trabajo del pueblo, pero este profeta llamado Alma afirma que los verdaderos seguidores de Dios no toman dinero de la congregación para lucrarse, porque la felicidad de ellos se encuentra en hablar a los demás de la verdades de Dios y su hijo Jesucristo.

 

2 NEFI 26:31.

Mas el obrero en Sión trabajará para Sión; porque si trabaja por dinero, perecerá.

 

Es interesante ver como los lideres de congregaciones enseñan a sus seguidores o miembros según lo que ellos desean escuchar, al mismo tiempo les dicen que no es necesario que haya Sacerdocio en la iglesia, que no es necesario el apóstolado ni 12 apóstoles Mateo 10:1, ni los setenta LUCAS 10:1, ni los profetas ni las revelaciones hoy día EFESIOS 2:20, EFESIOS 4:11-16, y que no se necesita ninguna autoridad para dirigir cualquier congregación, por lo que cualquier persona puede tener su auto iglesia propia.

 

Veamos que nos dicen las escrituras del último día concerniente al tema:

 

HELAMAN 13:26-28.

He aquí sois peores que ellos; porque así como vive el Señor, si viene un profeta entre vosotros y os declara la palabra del Señor, la cual testifica de vuestros pecados e iniquidades, os irritáis con él, y lo echáis fuera y buscáis toda clase de maneras para destruirlo; si, decís que es un pecador y que es del diablo, porque testifica que vuestras obras son malas.

 

Mas he aquí, si un hombre llegare entre vosotros y dijere: Haced esto, y no hay mal; haced aquello,  y no pereceréis- si, dirá: Andad según el orgullo de vuestros propios corazones; si, id en pos del orgullo de vuestros ojos, y haced cuanto vuestros corazón desee-; y si un hombre viniere entre vosotros y dijere esto, lo recibiréis y diréis que es profeta.

 

Si, lo engrandeceréis y le daréis de vuestros bienes; le daréis de vuestro oro y de vuestra plata, y lo cubriréis con vestidos suntuosos; y porque os habla palabras lisonjeras y dice  que todo esta bien, no halláis falta alguna en él.

 

1 CORINTIOS 16:1-2, Pablo nos enseña que en la iglesia o en la congregación, no se debe recoger ofrendas.


HEBREOS 7: 4-5.

Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.

 

Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el Sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.

 

 

Desde la antigüedad Dios ha ordenado que las personas que reciben ya sea diezmos o ofrendas deben ser poseedores del Sacerdocio, Abraham lo pago a Melquisedec el cual es un sumo Sacerdote y hoy día en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días se sigue la misma forma. Esto nos deja claro 2 cosas:

 

  1. Quien reciba algún diezmo o ofrenda sin poseer el Sacerdocio esta cometiendo un pecado ante Dios.

 

  1. Si usted entrega diezmo o ofrenda a alguien que no sea poseedor del sacerdocio, en los cielos no se toma en cuenta el hecho que usted haya diezmado o dado ofrenda.

 

¿Cómo creen ustedes que se sostenieron los profetas y apóstoles antiguos? Igual que los de hoy día, trabajando con el sudor de su frente y no de la congregación, veamos:

 

1 CORINTIOS 4:12.

Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos.

 

Si no me equivoco aquí esta hablando el apóstol  Pablo sobre la forma en que los apóstoles se mantenían en el ministerio:

 

  1. Trabajando de forma voluntaria en la obra de Dios.

 

  1. Trabajando con sus propias manos, para sus sostén.

 

Por último leamos como Pablo un apóstol de Jesucristo, nos manada a trabajar para nuestro sostén, y no vivir del evangelio:

 

2 TESALONICENSES 3:8-12

Ni comimos de balde el pan de nadie; sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros;

No porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis.

 

Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: SI ALGUNO NO QUIERE TRABAJAR, TAMPOCO COMA.

 

Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.

 

A los tales mandamos y exhortamos por nuestros Señor Jesucristo, QUE TRABAJANDO SOSEGADAMENTE, COMAN SU PROPIO PAN.

 

MATEO 10:8.

De gracia recibisteis, dad de gracia.

 

JUAN 10:11-13.

El asalariado no se preocupa por las ovejas.

 

HECHOS 20:33-35.

Pablo afirma, que ha suplido sus necesidades trabajando con sus manos, ayudar al necesitado de nuestro trabajo, es mejor dar que recibir.

 

I CORINTIOS 9:18.

Pablo afirma que se debe presentar o predicar el evangelio gratuitamente.

 

1 PEDRO 5:2-3.

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

 

NOTA

Lo que realizamos en la iglesia a favor de otras personas o la congregación se le llama OBRA, la obra del Señor o de Dios ISAIAS 52:7, MARCOS 16:15, MORMON 9:22, JUAN 4:35, ROMANOS 10:15, JACOB 1:19, ALMA 29:8, DYC 1:23, DYC 42:6, DYC 71:1, DYC 88:81.DYC 138:57.

 

 
  hasta hoy han visitado 20323 visitantes (30629 clics a subpáginas) nuestra pagina  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=